Los muchos beneficios de la l-glutamina

La glutamina es utilizada principalmente por los deportistas, pero posee muchas otras propiedades mayoritariamente desconocidas. La l-glutamina, o sencillamente glutamina, es un aminoácido no esencial, lo que significa que el cuerpo puede sintetizarlo. Sin embargo, la exigencia es mayor cuando existe esfuerzo físico, ayuno prolongando o en situaciones de estrés.

Cuando el nivel de este aminoácido no es suficiente para los requerimientos del cuerpo, se comienza a usar la glutamina que forma parte de los músculos. Esta circunstancia llevada al extremo puede provocar lo que se llama “estado catabólico”, que no es más que una pérdida significativa del tejido muscular.

Propiedades de la l-glutamina

  • Protege el intestino.
  • Favorece el buen estado del hígado, al mismo tiempo que lo protege de sustancias lesivas.
  • Contribuye al aumento de masa muscular.
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Disminuye los dolores musculares.
  • Incrementa el sistema inmune.
  • Cuida las mucosas del organismo.

Se pueden beneficiar de tomar l-glutamina

  • Quienes padecen úlcera de estómago.
  • Las personas que han sufrido quemaduras, pues diversos estudios han constatado que la concentración de glutamina en sangre es casi un sesenta por cien menor en estos casos.
  • Quienes sufren infecciones repetitivas, sobre todo de garganta o tejidos blandos.
  • Las personas que padecen depresión.
  • Los deportistas, especialmente los levantadores de pesas.
  • Quienes reciben alimentación por vía intravenosa.
  • Las personas que sufren la enfermedad de Crohn.
  • Quienes toman frecuentemente paracetamol.
  • Las personas que padecen el síndrome del intestino permeable, colon irritable o cualquier otra dolencia intestinal.
  • Quienes estén siguiendo un tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Alimentos ricos en l-glutamina

  • Lácteos.
  • Carnes.
  • Cacahuetes.
  • Espinacas.
  • Almendras.
  • Perejil.
  • Soja.
  • Pescados.
  • Huevos.

Hay que decir que la cocción disminuye en gran medida la cantidad de glutamina en los alimentos, por lo que si se necesitan por algún motivo dosis más altas, se recomienda siempre la toma de suplementos.